miércoles, 10 de junio de 2020

Tercera lactancia: mi experiencia - Lactancia mixta


Lo prometido es deuda. La pregunta sobre maternidad más repetida el último mes a través de mi Instagram (@marilynsclosetb) ha sido ¿como haces para conseguir lactancia mixta? Así que empecemos desde el principio. 
Si quieres conocer mi primera experiencia con la lactancia, tienes este post de aquí, aquí y aquí. Y si quieres conocer mi segunda experiencia con la lactancia tienes un video haciendo click justo encima del enlace.
La primera ha sido la mejor y la más larga; la segunda se vio afectada por mi estrés y el bajo peso de mi hija al nacer, y con este señoras...con este no sé que ha salido mal. Me explico.
Siempre he querido dar pecho, no más allá del año pero oye, alimentar a mis hijos únicamente de la leche de mi pecho era como un "sueño" para mi: es lo mejor para ellos, es cómodo una vez está instaurada, es económico y oye, es bonito ese momento de conexión que nadie más puede tener con tu bebé. 
Pero en mi caso ha sido un sueño que no ha sido posible. Con Arturo me sabía la teoría a la perfección: "cuanto más mame, más leche darás", "tu produces lo que tu bebé demanda", entre otras cosas, y ahí estaba yo 24/7 sin hacer nada más que dar pecho - porque no se saciaba durante el día - y cuando no lo daba, sacaleches en mano para seguir sacando y poder escaparme en algún momento a hacer recados y poder dejarle con alguien sin recurrir a la leche de fórmula. Obviamente, tardaba como un siglo en sacarme una cantidad decente de leche con el extractor, así que a pesar de que mis días se resumían en dar pecho durante los dos primeros meses pudimos estar hasta los cinco, habiendo introducido fórmula a los dos. La producción de leche fue bajando hasta que se quedó sólo con fórmula, y si me van a preguntar por qué no insistí más con el pecho, la respuesta es que ya no daba para más. Conocen ese dicho de "donde no hay, no se puede sacar"? pues esa era yo, y Arturo estuvo un mes llorando de hambre.

En esa primera lactancia me di cuenta que la teoría con mi cuerpo no funcionaba. Aún así con la segunda dije "voy a ir a por todas con la lactancia", pero como venía baja de peso y sinceramente, no confiaba en mi pecho, sumado a mi desorden de comidas (más bien deshoras), el estrés de la recién nacida más reflujo y Arturo con dos años en plena operación pañal... a la semana tenía la leche de fórmula en casa y creo que no llegué a dar el pecho más allá del mes y medio. Me sequé sin ni si quiera proponérmelo. Al ser bajo peso se cansaba mucho al mamar y me pedía más a menudo, así que en vista de esa situación empezamos a darle leche artificial.También se me juntó el usar pezoneras y con eso el agarre era diferente, y tampoco ayudaba a producir más leche.

Con esta tercera lactancia, aunque me ofrecieron ayuda y consejos (asesoras de lactancia) que agradezco enormemente, en un principio me negué porque no quise tener ninguna presión encima. Al haber dado a luz en pleno confinamiento pensé que tendría más leche debido al relax y así fue las primeras semanas, aunque a esto se le unieron unas grietas terribles nada comparables con las que tuve con Arturo y con Victoria, que ya fueron dolorosas, y empecé a usar pezoneras para así poder seguir dándole pecho. A pesar de que tenía todas las intensiones de tener una lactancia exitosa, compré una leche de fórmula para tener en casa porque con dos niños más y sin salir de aquí no sabía cómo iba a darse la situación. Al usar pezoneras, el bebé succiona diferente y no llega a la leche del final, que es la más grasa, así que en esa situación la producción de leche puede verse afectada. Ahí empezó mi declive. Seguí dandole pecho, complementando con fórmula en cuanto vi que la experiencia empezaba a parecerse a la primera con mi hijo Arturo (que se quedaba con hambre y estaba en un sinvivir) y fuimos poco a poco. Primero le daba sólo 30ml, siempre siguiendo los consejos de darle el biberón en una posición semi-sentada, con el biberón en horizontal para que haga esfuerzo al succionar, en la misma posición que le daría el pecho, etc, y aunque salió dormilón como Arturo, este señor durante el día o se tomaba su fórmula o no paraba de chupar cualquier cosa que pillase. 

A día de hoy, dos meses y medio después sólo está con leche artificial. Mi mente sigue en modo lactancia y me pongo ropa pensando "bueno si me tengo que sacar el pecho..." pero la verdad es que ahora mismo de aquí no sale nadita. Mientras salió ahí estuvo, pero ya es mortificarme aunque me cueste aceptarlo. Ojo, no por el que dirán, o porque la leche de formula sea menso recomendada, etc, es una cuestión personal, es como sentir que mi cuerpo me falla. Aún así, yo estoy feliz de verle feliz, está bien, prácticamente no llora, está sano, hace las tomas correspondientes, duerme todo la noche y 3-4 siestas durante el día...vamos, es un bebé de ensueño. 

Otra cosa que preguntan mucho es que si dando leche de formula los bebes duermen más, y mi respuesta es NO. efectivamente la leche artificial tarda más en digerirse, pero el bebé que es malo para dormir, es malo para dormir con pecho o con leche artificial. Tanto es así, que mi hijo Arturo se pasaba todo el día berreando de hambre  (cuando aún estaba sólo a pecho) pero se hacía 10 horas de sueño seguidas por la noche , y Victoria, que empezó antes con leche de fórmula fue bastante pesadilla durante las noches hasta bien entrado el año y medio. Parece que Alfonso ha salido a Arturo que como se agradece! 

Yo no les hablo con conocimientos sobre la materia, sólo les cuento mis experiencias por si les sirven de ayuda. Les recomiendo que vean los videos sobre mis experiencias en Youtube que tal vez puedan aclárales más cosas. Ya sea para dudas sobre la lactancia o como darle a tu bebé leche artificial, lo mejor es consultar siempre con el pediatra, con tu matrona o con asesoras de lactancia que puedan aconsejarte en cualquiera que sea tu problema. En mi caso y siendo un tercero, con Alfonso he ido guiándome por el instinto, por cómo le veo a él, y como con todo bebé nuevo, observándole para ir conociendo mejor sus ritmos. Para las mamás primerizas , recuerden que aunque este bebé lleve nueve meses en la barriga, al salir es una persona nueva que nos tiene que conocer y a la que tenemos que conocer, así que dense tiempo en ese proceso :) 

Espero haberles aclarado dudas, y cualquier cosa, puede dejarlo en comentarios y respondo sin problema :) 

Un abrazo! 

FOLLOW ME ON BLOGLOVIN 
Follow on Bloglovin



3 comentarios

  1. El post es genial
    Besos y te esperamos
    https://midnighttrendy.es/preparandonos-para-los-eventos-de-verano/

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa,

    jo, yo con dos me va justo con tres debe ser una locura. Los de las grietas si es lo peor, creo recordar que yo me dí una crema y me fue bien para no usar pezoneras, pero claro intentas que no tomen la química de la crema así que la dejaba actuar lo mínimo. La lactancia si tienes tranquilidad es los mejor sobre todo por la noche, sino con el trabajo y estrés pues se corta. De todas formas ahora ya hay leches muy buenas con las que se puede estar tranquila que están alimentados.

    Bueno poco a poco, a ver si te dejan dormir y descansar!

    Besos!

    Anabel

    La Cestita del Bebé

    ResponderEliminar
  3. Yo con mi bebé de 3 semanas debo complementar con leche de fórmula, tiene mucho reflujo y se queda muerto de hambre. Me ha dicho la pediatra que compre cualquier leche antireflujo para ir probando.... Me puedes recomendar la que le diste a Victoria o alguna que te gustó. Gracias!

    ResponderEliminar

Muchas Gracias por dedicar un momento para dejarnos tú comentario!! :)

Thanks so much for your visit and comment!! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...